La Dieta anti-cáncer, o salud perfecta.

Enviado por el Abr 1, 2017 en cocina, General, Medicina Natural, Nutrición

La dieta ideal anti-cáncer y estar delgados en salud perfecta

Cuando existen células cancerosas en nuestro cuerpo, ellas funcionan como auténticas toxicómanas, ávidas de conseguir su “dosis” para seguir desarrollándose y la droga que buscan a toda costa es la glucosa.

Mientras que las células sanas pueden funcionar igualmente con los ácidos grasos, las cancerosas o malformadas por los radicales libres tienen una auténtica fijación: sólo quieren glucosa. Y su voracidad es inmensa, ya que  necesitan veinte veces más glucosa que una célula sana.

¿Qué pasaría si les privásemos de glucosa? …¿si al dejar de consumir determinados alimentos les faltara la glucosa?

Investigaciones recientes sobre un régimen alimenticio muy concreto han determinado con claridad, que las células malformadas se morirían de hambre. Esto sirve para toda clase de afecciones, aunque en el cáncer podría paralizar el tumor privado de alimento, se debilitaría, se encogería y acabaría por desaparecer.

Estamos hablando de una dieta combinada a mi parecer la paleolítica + la cetónica.

Esto no es nuevo, nuestros ancestros ya la llevaban, era su alimentación habitual, eran fuertes, sanos, de menor estatura, caminaban hasta 20 km diarios. Recuperar esta alimentación es una de las mayores conquistas para nosotros. Es una decisión super-importante y delicada, porque en casa no habrá ya nunca más una serie de alimentos.
Nuestro cuerpo tiene un mecanismo sorprendente,  tiene la capacidad de funcionar de forma normal en ausencia total de glúcidos (féculas, azúcares, cereales, entre otros) en la alimentación.

Logramos la energía necesaria utilizando las grasas corporales y las grasas alimentarias. El carburante que se produce en ese proceso ya no es el azúcar, sino lo que se llama “cuerpos cetónicos”  una sustancia derivada de las grasas que pueden usar el cerebro, el corazón y los músculos para funcionar.

Así nuestros ancestros más lejanos pudieron sobrevivir en las grandes extensiones del norte, asoladas por el frío y la nieve, donde los alimentos eran casi inexistentes.

Como tendrá ocasión de descubrir en este informe, los investigadores actualmente cuentan cada vez con más datos sobre los beneficios de esta dieta  para luchar contra muchas enfermedades, como las migrañas, el Parkinson,  Alzheimer,  tumores cerebrales, autismo, esclerosis múltiple.

¿Qué comer?

Verduras + ensaladas + proteínas + frutas + frutos y frutas secas + aceites bio

Grasas en una proporción muy importante: hasta el 60% de las calorías.

  • Proteínas en cantidad moderada: entre el 10 y el 30% de las calorías.
  • Muy pocos glúcidos: del 2 al 4% de las calorías. ( de algunas verduras como la coliflor)
  • Fibras, minerales y oligoelementos de las verduras  sobre-todo al vapor y alimentos crudos.
  • Plantas medicinales, algas, hongos como el cordiceps.
  • Suplementos 100% naturales adaptados a cada caso, como la coenzima Q10, los omega, el DHA, el hidroxitirosol, la cúrcuma y otras más.
  •  Usa desde hoy un dentífrico sin flúor, que atrae a virus y bacterias nocivas, al fin he encontrado uno en la farmacia. Se llama Parodontax sin flúor, a base de plantas y bicarbonato y es económico ya que con poco te limpias bien los dientes.
  • No olvidar la importancia de comprar productos ecológicos. Mercadillos del agricultor, herbolarios, grandes superficies. Consumir fruta y verdura contaminada por pesticidas entraña una disminución de la calidad celular por acumulación de tóxicos.
  • Muchos nervios producen úlcera de estómago. Una simple bacteria, la Saccharomyces boulardii, permite mejorar la eficacia de los tratamientos contra las úlceras de estómago y limitar sus efectos secundarios (diarreas, náuseas, estreñimiento, dolor al comer etc).
  • La Cirugía. Cualquier  operación conlleva riesgos ( anestesia, hemorragia, infección hospitalaria, etc.), pero también puede salvarnos la vida. No obstante, en el caso de determinadas intervenciones, y sobre todo a partir de cierta edad, conviene pensárselo dos veces.
  • La geobiología y las radiaciones nocivas. Existen en el mercado sistemas anti-radiación y la casa se puede estudiar por un experto en feng-shui, ya que ciertos fenómenos energéticos pueden alterar la armonía de un lugar y dañar mucho más de lo que podemos imaginar la salud de los que allí viven.
  • Y al final, lo más importante, tu actitud ante la vida, ser atento a lo de dentro y a lo de fuera, amabilidad, educación, delicadeza, buena conciencia, una mente serenada, ratos de inacción, aprender a meditar, hacer yoga, caminar todos los días, acercarte al mar, beber agua de mar mezclada con agua osmotizada, beber agua con oxígeno si trabajas en sitios cerrados con mal ambiente, ser feliz , hacer feliz, sentir que este es el ritmo del vivir.