¿Estás en tu edad ideal?

Enviado por el Abr 16, 2017 en General, Personal

¿Estás en tu edad ideal, estás en buena forma con la edad que tienes?

Cuando nos alimentamos bien, y quiero decir reducir los hidratos de carbono, la panadería, la  bollería y pastelería industrial, en una palabra reducir los cereales, la pasta, el arroz blanco, el abuso de las patatas etc elegir alimentos orgánicos, cenar poco, hacer ejercicio sano, salir a caminar, hacer deportes, senderismo y todo esto en conjunción con un estado mental lo más apacible que sea posible, creando pensamientos hermosos para activar la serotonina que es la hormona de la felicidad.

Ser consciente de uno mismo, conocernos y reconocernos, sentir amor por nosotros y por los demás, respeto, atención, cariño, soltar la negatividad, ya sabemos que un sesenta por ciento de la salud está en la actitud mental que practicamos a diario, necesitamos  cansarnos y descansar, y cuando estemos estresados , enfadados acordarnos de reequilibrar esos estados que desequilibran nuestra inmunología .

Vamos a hacer un listado de edades de la vida, mira tu edad y con cual te identificas, reconocerás tu juventud o tu envejecimiento prematuro, que por supuesto puedes revertir siempre que lo desees y seas perseverante.

Si tienes 20 años

Cercano a los 20 o algo más estás en plenitud de facultades o deberías estarlo, mira estos ejemplos: tanto hombre como mujeres jóvenes pueden correr 4 o 5 km en  una media de 30 minutos, y reponerse del esfuerzo con un descanso de 10 minutos con un solo vaso de agua, con una sudoración abundante y sana y hacer 15 burpees sin cansancio, aunque incluso el doble no sería un problema.

El burpee es un ejercicio cardiovascular clásico, es decir, de los de toda la vida, implica diferentes grupos musculares, por lo que es un ejercicio muy completo. Cuenta, además, con la gran ventaja de que no necesita absolutamente nada de material: lo haces tú mismo/a con el suelo. O en el pasillo de tu casa. Es  un ejercicio ideal quema grasa,  así como para trabajar muchos grupos musculares a la vez. Lo de llamarlo “de andar por casa” es por su sencillez y no necesitar otros materiales, y sería ideal integrarlo como hábito rutinario de ejercicio, acostumbrándote ya a llevar una buena alimentación y a evitar los refrescos y snac que tanto consumen los jóvenes y engordan enormemente por el exceso de azucares, sal y  aditivos. Mira esta secuencia, de pie, te agachas poniendo las manos en el suelo, luego estiras las piernas, seguido en cuclillas y vuelves a levantarte, repites
¿Sabes correr, o corres de manera intermitente poniendo mal tus pies en el suelo? Claro luego me dirás que no sales a correr porque te duele la espalda, la rodilla se te pone rara y se te agarrota en tendón de Aquiles, y claro, no sales a correr y acabas en el sofá o con el ordenador.

Coge tu  ánimo, estos habitos a tu edad te mantendrán en salud, de buen humor y te sentirás feliz. No debes correr lanzando la pierna extendida  hacia adelante y apoyar primero el talón, esta posición acabará doliéndote todo, debes saltar de un pie a otro al desplazarte, con la parte delantera de tus pies, no con los dedos sino con toda la parte delantera del pie; de manera rítmica y no dejes que tus talones toquen el suelo, es casi una danza, inclínate levemente hacia adelante para no cargar todo el esfuerzo en tus piernas, sentirás gran bienestar y ganarás en velocidad.

 

Cuando tienes 30 años

Las mujeres de esta edad deberían poder recorrer 1 km en 7 minutos (es decir, ir a más de 8 km/hora). Y un hombre de esa misma edad debería poder recorrer 1 km en 5 minutos y 30 segundos (es decir, ir a 11 km/hora).  La edad de treinta años  también deberían también poder mantenerse “en plancha” durante 45 segundos  alongadas, punta de los pies en el suelo y codos y brazos en el suelo con el cuerpo entro en el aire, es una buena postura de yoga, para estirarte y sentir tu cuerpo.

Te parecerá  un ejercicio sencillo, pero sostener el peso del cuerpo sobre los antebrazos y los dedos de los pies requiere mucho esfuerzo de los músculos del abdomen y la espalda, que será reforzada.

Evitar arquear la espalda, ya sea por encima o por debajo de la línea de la cadera. Para hacer el ejercicio correctamente la espalda tiene que estar bien derecha, perfectamente alineada con las piernas, es un ejercicio de esfuerzo, reforzará tus abdominales y los dorsales y no tiene riesgo de lesiones.

Cuando tienes 40 años

Una mujer de 40 años en forma debe ser capaz de  hacer seguidas siete flexiones apoyándose sobre las rodillas, en lugar de hacerlo sobre los pies, hacia adelante subiendo y bajando el dorso , en cambio un hombre podría hacer 15 flexiones normales (es decir, apoyándose sobre los dedos de los pies) continuas.  Si ves que te cuesta mucho empieza por hacer tres, cuatro etc. y tumbados sobre el vientre, flexionando las piernas, se debería poder tocas las nalgas con los talones, sujetarlos durante 15 segundos.

Cuando tienes 50 años

Si usted ha llegado ya a los 50 años debería poder levantarse de una silla sobre una sola pierna y sin la ayuda de las manos: 5 veces al menos si eres mujer, 10 veces al menos si eres hombre y recorrer 700 metros en seis minutos a una velocidad de ocho y pico por hora.

 Cuando tienes 60 años

Con 60 años, las mujeres deberían poder ejecutar 8 sentadillas seguidas sin demasiado esfuerzo y los hombres entre 10 y 12. Y al hacerlo mantener los pies rectos y los brazos extendidos delante del cuerpo. Una persona de 60 años también debería poder levantar una pierna verticalmente manteniéndose tumbado sobre el suelo, con los brazos y la otra pierna apoyados sobre el suelo , haciendo un ángulo de 90 grados de manera bastante flexible, combinar unas veces la pierna que se eleva y la que se queda apoyada en el suelo.

Cuando tienes  70 años o más

Aunque ya haya superado los 70 años deberías poder subir 10 escalones en menos de 30 segundos sin correr y sin agarrarse al pasa-manos.  El ejercicio “de pie-sentado” levantándote de una silla apoyándose sobre las dos piernas y sin utilizar las manos y incluso hacer: repeticiones en 30 segundos si es mujer,  10 repeticiones en 30 segundos si es hombre.  Y si no puedes hacerlo no debes preocuparte, empieza por caminar siempre media hora, sin cargas, y con bastones de treking hasta subir a una hora diaria.

Algo muy importante es tu actitud mental positiva, evitando pensamientos que deprimen y agotan la mente, generarás más endorfinas y encefalinas que  ayudarán a subir tu inmunología y bienestar.