Cualidades nutritivas del color en las frutas y vegetales.

Enviado por el Mar 24, 2015 en cocina, General, Medicina Natural, Nutrición

Cualidades nutritivas del color en las frutas y vegetales.

Mejorar estas ventajas  acompañando un vaso de agua enriquecida con oxígeno.

Vegetales verdes: magnesio y relajación muscular.

Las verduras verdes como espinacas, acelgas, brócoli, coles de Bruselas, aguacates, lechugas, y las de hoja más oscura, como guisantes o judías son, en comparación con el resto, las más ricas en ciertos nutrientes como el magnesio. Una deficiencia del consumo de estos alimentos junto con el seguimiento de una dieta basada en alimentos refinados y un frecuente consumo de azúcares puede conducir a déficit de dicho mineral. El magnesio participa en el proceso de relajación muscular, de ahí que las consecuencias físicas de su deficiencia se manifiesten con sensación de cansancio sin una causa aparente que lo justifique, tensión muscular y calambres. Las frutas y verduras verdes son un limpiador de la sangre y tranquilizante natural. Contienen sulforafano, que previene el cáncer, son buenos para el sistema circulatorio y ofrecen una gran cantidad de minerales. Ayudan con la visión y el mantenimiento de los huesos y dientes fuertes. Es adecuado empezar la mañana con un licuado de estas frutas y vegetales acompañado de un vaso de agua con oxígeno, para potenciar sus efectos benéficos. Sin olvidar las hortalizas verdes en cenas o almuerzos a diario, como el apio, perejil, cilantro, brócoli, alubias verdes, guisantes, lechuga, espinaca, que contienen  además de sulforanos, los isotiocianatos  que combaten numerosas enfermedades al estimular la formación de enzimas que pueden eliminar tóxicos y carcinógenos del organismo.

Igualmente, contienen otros compuestos benéficos como ácido fólico (vit B9) que interviene en la producción de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.

Además Las frutas como el kiwi, uvas verdes, limón, contienen vitamina C, otras vitaminas y muchos minerales. La vitamina C no puede ser sintetizada por el organismo, por lo que hay que obtenerla a través de la ingesta equilibrada de alimentos como las frutas verdes. La vitamina C ayuda al desarrollo de dientes y encías, huesos, cartílagos, absorción del hierro, crecimiento y reparación del tejido conectivo, producción de colágeno, metabolización de grasas, cicatrización de heridas. Y potencia el sistema inmune.  Recuerda, beber agua con oxígeno cuando ingieras estas frutas.

 

Naranja- amarillo: antioxidantes que nutren y protegen la piel.

Los carotenos, carotenoides como el betacaroteno, la astaxantina, el licopeno y el retinol  son derivados de la vitamina A. Estos compuestos son muy efectivos como antioxidantes y se ha documentado que poseen propiedades foto protectoras al contrarrestar las alteraciones inducidas por los rayos UVA. Esto se traduce en capacidad para reducir o minimizar la flacidez de la piel y las arrugas. Las zanahorias, la calabaza, el boniato, el mango y la papaya son los vegetales con mayor concentración de dichos compuestos. Le siguen en importancia otras frutas y hortalizas como los cítricos (pomelo, naranja y mandarina), el melocotón y el albaricoque. Las frutas y verduras amarillas están llenas de carotenoides y bioflavonoides, que representan una clase de pigmentos solubles en agua de las plantas que funcionan como antioxidantes. Junto con los antioxidantes, los alimentos que maduran al sol también tienen una gran cantidad de vitamina C. Diferentes estudios sugieren que estos generosos nutrientes ayudan al corazón, visión, digestión y sistema inmunológico. Otros beneficios de estos alimentos amarillos naturales incluyen el mantenimiento de una piel sana, la curación de heridas y el fortalecimiento de los huesos y los dientes.

A tener en cuenta las frutas y verduras de este color, como la mandarina, piña, naranja, melón, mango, melocotón, durazno, nectarina, albaricoque, zanahoria, calabaza, maíz, etc., contienen muchos compuestos benéficos que nos protegen del daño antioxidante. Potencia entre horas su consumo bebiendo un vaso grande de agua con oxígeno, estarás hidratado y nutrido.

De color blanco: protección vascular.

Se ha comprobado cómo un mayor consumo de frutas de carne blanca como las peras y las manzanas, unas de las más consumidas, se asocian a una mayor reducción del riesgo de accidente cerebrovascular o ictus. En este grupo cromático, además de frutas como las manzanas y las peras, se incluye el plátano y hortalizas y verduras como ajos, puerros, cebollas, endibias, pepino, setas, champiñones  y coliflor. Beber antes del almuerzo es recomendable para comer con menos apetito y no enlentecer la digestión con la dilatación del estómago en plenitud de líquidos, por lo que un vaso de agua con oxígeno un rato ante de comer es una medida muy sana.

Más datos: Las hortalizas: blancas que tienen un olor azufrado como el repollo blanco, coliflor, coles de Bruselas, espárragos, blancos y verdes, nos ayudan especialmente  a la reducción del riesgo de varios tipos de cáncer.

Otras hortalizas blancas como la cebolla, cebollín, ajo, puerro, hinojos, contienen sulfuro de dialilo (alicina), cuyos volátiles pasan al ambiente al ser cortados y nos hacen llorar. Estos compuestos nos ayudan a mantener niveles sanos de colesterol, a mantener la salud coronaria, y a evitar la formación de coágulos.

 

Las frutas blancas  como la guanábana, chirimoya, pitaya, lichi, rambután, longan asiático, rosella americana,  coco, manzanas y peras, no contienen ni alilos ni compuestos azufrados, pero contienen muchas vitaminas y minerales como el potasio.

Recientemente se ha encontrado una relación entre las blancas y un riesgo menor de accidentes cerobro-vasculares, atribuido al contenido de quercetina, una molécula incolora del grupo de los flavonoides, que además de acción antioxidante tiene efectos antiinflamatorios. La inflamación se asocia al endurecimiento de las arterias característico de las enfermedades cardio y cerebro-vasculares.

Adicionalmente, la mayoría de las frutas y vegetales de todos los colores son muy ricas en fibra dietética, constituida por carbohidratos complejos que no se digieren, ayudan a las funciones intestinales, a prevenir estreñimiento, cáncer de colon y recto, diverticulosis, diabetes mellitus, obesidad, hipercolesterolemia. También, ayudan a mejorar el sistema inmune, estas cualidades extraordinarias se pueden                potenciar bebiendo agua con oxígeno.

 

Rojo hasta morado: salud  cardiovascular. Pomelo rosa, tomate maduro, rabanitos, uvas rojas y moradas, arándanos, frambuesas, moras, cerezas, berenjenas, higos, vino tinto, manzanas rojas, pimienta roja, col morada. Los flavonoides son los pigmentos colorantes más sobresalientes en las frutas y hortalizas de color rojo intenso y/o morado. A estos compuestos antioxidantes se suma otro con idéntico efecto y de presencia indiscutible en este grupo cromático de alimentos: el licopeno, de color rojo intenso, abundante en el tomate maduro,  se recuerda que el tomate verde es ácido para el ph interno, por lo que se debe tomar muy maduro. Estas sustancias tienen propiedades preventivas para la salud cardíaca y cardiovascular en general y si además contiene antocianinas y otros flavonoides contribuye a  prevenir la hipertensión por sus cualidades vasodilatadoras. También hay evidencia de que los carotenoides, pigmentos abundantes en este tipo de alimentos colorados, protegen la piel contra las quemaduras solares y aumentan la defensa contra la luz ultravioleta. Para lograr estos efectos saludables se aconseja la presencia diaria de alimentos coloridos como cerezas, uvas, fresas, bayas, como frambuesas, moras, arándanos, sandía.

Entre las hortalizas se incluyen la remolacha roja, la col lombarda, el pimiento rojo y el pimentón español, un condimento antioxidante de alta calidad. Repetición: El rojo pasión no sólo debe recordarnos al amor, también es un color que se relaciona con la salud del corazón, cerebro y tracto urinario. Las frutas y verduras rojizas contienen principalmente ricos componentes químicos de la planta, incluyendo diferentes antioxidantes y el licopeno. Estos componentes pueden prevenir el cáncer, especialmente el de pulmón, próstata y gastrointestinal.  También pueden retrasar el proceso de envejecimiento y ayudan a prevenir la degeneración macular, que es la causa principal que conduce a la ceguera de las personas mayores de 65 años. Las frutas y vegetales de color rojo aceleran la circulación, crea fuego y energía yang (medicina china) y calienta el cuerpo, incluyendo manos y pies.

Los alimentos azules.                                                                                                                          Púrpura y azul añil son excelentes por sus propiedades anti-envejecimiento. Estos alimentos tienen gran cantidad de unos antioxidantes llamados antocianinas y compuestos fenólicos. Ayudan a mejorar la circulación y prevenir los coágulos sanguíneos, por lo que son ideales para el corazón y pueden ayudar a prevenir enfermedades del corazón. También se sabe que ayudan a la función de la memoria, la salud del tracto urinario y reducir el daño causado por radicales libres.

Los alimentos azules son buenos para los dolores de cabeza y aspectos de trabajo espiritual y mental. Dentro de la medicina china se encuadran dentro del ”yin” y tienen un efecto de enfriamiento. Bebe agua con oxígeno por la tarde/noche acompañando las frutas y vegetales morados,  te ayudará a la circulación y dormirás mejor, por ejemplo un batido de arándanos y un vaso de agua con oxígeno una hora antes de dormir.

Diseña tu menú colorido antioxidante.

Desayunos: un té verde, pan sin gluten con aceite de oliva virgen, mermelada casera de fresas, el zumo de medio limón con agua enriquecida con oxígeno y fresas y comer una naranja, como proteína de calidad una loncha de jamón serrano, fiambre sin aditivos, un vaso de agua con oxígeno.

A media mañana: un zumo de piña, una tostadita de espelta con láminas de tofú  o requesón de cabra fresco y finas hierbas frescas picadas por encima, un vaso de agua con oxígeno.

Almuerzo: Beber media hora antes un vaso de agua con oxígeno. Brócoli salteado con zanahoria y perejil. Salmón noruego plancha con pizca de eneldo fresco y zumo de limón, un poco de lechuga y cebolla aliñado con mostaza de Dijon y una infusión de frutas del bosque con roiboss sin teína.

Merienda: tortitas de arroz con compota de manzana Beechnut asturiana tres nueces remojadas y un plátano, un vaso de agua con oxígeno.

Cena: ensalada de arroz integral con verduritas de colores al vapor (en la Thermomix) y tortilla de un huevo y una clara de cebolla dorada con especias. Tres ciruelas pasas rojas y batido de arándanos acompañado de un vaso de agua con oxígeno.

Bebe cada día 4 vasos de agua con oxígeno para rejuvenecer tus células.

www.aguaconoxigeno.net

Información: lauradoria@lauradoria.com